La reanudación de las actividades culturales en tiempos del covid-19 es un reto mayúsculo para proteger a espectadores, artistas y trabajadores. Por suerte, con el paso de las semanas comenzamos a disponer de protocolos y planes de prevención de riesgos laborales que concretan la forma de organizar las funciones y eventos de una manera segura.  

Preparad vuestras mascarillas y geles hidroalcohólicos, ¡porque el espectáculo continúa!

En este post recogeremos algunas de las principales recomendaciones y medicas de contingencia que os ayudarán a retomar la actividad cultural de una manera viable y segura. ¡Empezamos!

Plan de reanudación del sector cultural

El Departamento de Cultura de la Generalitat de Catalunya ha difundido un protocolo para la reanudación de las artes escénicas y culturales. El objetivo es hacer compatible la seguridad de los trabajadores culturales y del público, y la viabilidad económica de un sector fuertemente impactado por el covid-19 y las consiguientes medidas de confinamiento y distancia social.

A modo de resumen, estas son las principales medidas que recomienda el protocolo de la Generalitat para proteger a los espectadores:

  • Venta online de entradas o preferencia por el pago con tarjeta. En cualquier caso, los datáfonos deben estar desinfectados y las taquillas protegidas con la distancia de seguridad adecuada o mamparas.
  • Aforo máximo de 3.000 personas en espectáculos al aire libre y de 2.000 personas en espacios cerrados, siempre que las localidades estén preasignadas. En caso contrario, la limitación será de 2.000 y 1.000 personas, respectivamente.
  • Registro del número de espectadores o preasignación de butacas para controlar el aforo y garantizar una distancia de seguridad de 1,5 metros. Los espectadores que formen parte del mismo grupo de convivencia habitual no tendrán que mantener esta distancia.
  • Desinfección de las zonas de uso común y de los asientos antes de cada espectáculo.
  • Ventilación del recinto como mínimo tres veces al día durante 10 minutos, y antes de la función.
  • Uso obligatorio de la mascarilla.
  • Disponibilidad de geles hidroalcohólicos para público y trabajadores en la entrada del recinto.
  • Controles de acceso y de salida independientes para evitar el cruce de personas, así como la división del espacio por sectores, y la apertura de puertas con antelación para que la llegada a la sala sea escalonada. 
  • Información en diferentes formatos (como carteles, infografías y señalización) sobre las medidas higiénicas que los espectadores deben respetar y sobre los itinerarios que tienen que seguir en toda la sala con el fin de evitar las aglomeraciones.
  • Retirada de folletos, catálogos y otros objetos que el público tenga que coger con las manos.
  • Eliminación de las pausas intermedias siempre que sea posible.
  • Ocupación máxima de los lavabos de un 50% sobre el número total de cabinas o urinarios. Además, habrá jabón o gel hidroalcohólico, y se utilizarán toallitas de un solo uso.
  • En el caso de que se comercialicen productos de merchandising, el comprador no debe tener acceso directo a los artículos; será el vendedor quien los facilitará.   

Hay que recordar que, con motivo del aumento de casos de coronavirus en el Área Metropolitana de Barcelona, la Consejería de Salud emitió una resolución el pasado 31 de julio, según la cual las salas de teatro de Barcelona podrán abrir siempre que garanticen una ocupación máxima del 50%. Esta medida tendrá vigencia, al menos, hasta mediados de agosto, y se actualizará en función de cómo evolucione la situación epidemiológica.

Proteger a artistas y trabajadores

El plan de reanudación del sector cultural trazado por la Generalitat también incluye directrices para proteger a los artistas y personal técnico de las salas de espectáculos. Mantener la distancia de seguridad, utilizar equipo de protección y desinfectar la ropa y las herramientas de trabajo son algunas de las recomendaciones comunes para los distintos trabajadores de los espacios culturales.

Por ejemplo, los profesionales de peluquería y maquillaje tendrán que protegerse con pantallas faciales y mascarillas, y optar por pinceles y esponjas de un solo uso para evitar el contacto directo con los actores.

Además, las entradas y los descansos tienen que ser escalonados para evitar la acumulación de trabajadores. Solo entrarán a las salas de ensayo las personas imprescindibles.

En el caso de que los miembros de la compañía hayan tenido contacto durante al menos catorce días y hayan dado negativo en un test de covid-19 homologado, podrán considerarse grupos de convivencia habitual y, por tanto, quedarán liberados de mantener la distancia de seguridad entre ellos y de llevar mascarilla. Además, los componentes podrán compartir camerino.

Respecto a los conciertos sinfónicos y otros espectáculos musicales, se recomienda organizar el escenario para mantener la distancia entre los músicos, y que cada artista cuide sus instrumentos musicales y material de ensayo. También es necesario desinfectar las teclas de los pianos.

Como podéis comprobar, el sector cultural se está reinventando y es más necesaria que nunca la organización y la gestión de todos los detalles, desde los ensayos hasta las entradas y salidas de un espectáculo, pasando por el proceso de compra de los tickets. Si lo necesitas, en 4Tickets te ayudaremos a encontrar la forma más viable de retomar la actividad.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies